Mostrando todos los resultados 1

Aire acondicionado por Conductos Daikin.

Historia

El aire acondicionado por conductos, o aire acondicionado invisible, cuenta con una dilatada historia en su uso industrial. Es en su uso doméstico donde es relativamente nuevo su uso. Su uso principal consiste en climatizaciones integrales, o sea, de todo el local, piso, oficina, vivienda unifamiliar, comercios completos y un largo etc de aplicaciones similares.

Es un tipo de aire acondicionado cuya instalación implica una obra sobre todo el techo / suelo de la totalidad de estancias a climatizar, es en el momento de reformas generales del inmueble el momento idóneo para su instalación.

Suelo / Techo

El aire acondicionado por conductos puede ser instalado sobre el suelo o en un falso techo. Los espacios que ocupan estos conductos, que levantaran el suelo o bajaran los techos, oscilan entre 17 y 22 cm en función de marcas y modelos de aire acondicionado existentes.

Son alimentados de climatización (Frío, calor, humedad, sequedad, etc) por un solo compresor de gran capacidad que puede estar instalado de la misma forma que en los equipos multisplit, o sea, en algún patio, terraza o falso techo alto. Estos compresores suelen ser de tamaño considerable siendo prioritaria la planificación de su ubicación previamente a la decisión de la instalación de este tipo de climatización en su piso, local, empresa, oficina, etc.

Pese a que su instalación es especialmente indicada en reformas generales, con el avance en tecnologías como el Pladur, con su gran facilidad de instalación y limpieza, no es descabellado en ningún caso desestimar su instalación si las características de las estancias facilitan dicha instalación.

En www.daikinmadrid.es contamos con un equipo altamente especializado en este tipo de instalación que conseguirán, con una molestia mínima, instalar este tipo de climatización en su vivienda, local o cualquier otro tipo de estancia que usted tenga.

Silencio

Este tipo de instalaciones son especialmente silenciosas y consiguen una calidad del aire inmejorable, siendo así muy adecuadas a instalaciones de tipo sanitario o donde la afluencia de personas sea considerable, creando ambientes relajados y con un grado de confort muy importante. Estos equipos consiguen filtrar grandes cantidades de aire purificándolo de manera eficaz y eliminando así del ambiente bacterias y otros elementos perjudiciales habituales en el aire que respiramos.